martes, 1 de diciembre de 2009

Padre Pio Zarrabe Garro C. P.




A los 80 años, en la madrugada del 17 de noviembre falleció por un paro cardiaco el padre Pío Zarrabe, en la casa de los misioneros pasionistas del Vicariato Apostólico de Yurimaguas, trabajador incansable por el derecho de los pueblos de la Amazonia, la defensa de sus tierras y los pueblos indígenas.

Sus últimos años estuvieron dedicados al problema de la titulación de tierras de las comunidades, trabajó incansablemente y con grandes desilusiones, pues ya tenía como 90 expedientes totalmente preparados pero que las autoridades regionales no le firmaban.

El padre Pio nació en Zenarruza-Bolívar, España el 29 de marzo de 1929. Ordenado sacerdote en 1952, en 1954 se licenció en Historia y en 1974 llegóa Perú directamente a la capilla de la localidad amazónica de Lagunas, se puso al servicio de las Misiones en el Vicariato de Yurimaguas luego fue nombrado Vicario Regional del Perú (1994), hasta que en el 2002 regresó a Yurimaguas para la Pastoral de las Comunidades. Su fe lo llevó a trabajar por la equidad y bienestar de los pueblos.


Entrevista Noviembre 2008




El 6 de abril del 2007 escribió


...TERMINANDO ESTA CARTA, quiero expresar una idea que me acompaña desde años. Aquí, en la Amazonía, estamos descontentos de lo que sucede hoy. Pero de nosotros y de nuestro actuar de hoy, depende un “futuro” diferente y mejor.

Nosotros, un pequeño grupo de misioneros pasionistas, queremos hacer, en este momento, el mayor esfuerzo que esté a nuestro alcance. En Barranquita el Padre Mario Bartolini ha sido atacado y amenazado de muerte por su valiente defensa de las tierras y del campesinado. Igual suerte le ha tocado a la misionera de Jesús, Luz Adela Guillén.

En Yurimaguas estamos siendo atacados, aunque solapadamente, por algunos traficantes de tierras y por aquellos que quieren sacar provecho a su favor y chupar la sangre de los campesinos. Pero como pequeño grupo misionero no nos desmayamos. Nuestra confianza es el Señor y ponemos nuestras vidas al servicio de los hombres y mujeres de la Amazonía.

Y hemos querido pasar de las palabras y promesas a los hechos. Después de habernos asesorado debidamente con las autoridades correspondientes, hemos comenzado a poner linderos a los terrenos de los centros poblados, a levantar el censo de la población y practicar todos los trámites que sean necesarios para categorizar a los pueblos. Para fines de abril tendremos preparados 15 expedientes de otras tantas comunidades para su entrega en Iquitos al Gobierno Regional. Posteriormente seguiremos en el trabajo hasta abarcar, en esta primera etapa, a 40 comunidades. Luego, si Dios quiere, si las comunidades nos solicitan y obtenemos los medios económicos necesarios, seguiremos abarcando a otras comunidades del Vicariato. Nuestro trabajo no es la titulación de tierras, que pertenece al PETT o al organismo que asuma este trabajo. Nosotros, sencillamente, señalamos, de acuerdo con las poblaciones colindantes, hasta dónde llegan sus linderos. Nuestro trabajo pasa al Gobierno Regional, posteriormente llegará a Lima a las instancias correspondientes, y finalmente, oficializando el saneamiento de las tierras y la categorización de los poblados, se entregará en los Registros Públicos de Yurimaguas
Nuestro mejor homenaje será seguir su ejemplo de vida  y continuar con su labor.

@ Fotografía: Saurín Púa, 2009


1 comentario:

Elar Pezo dijo...

si solo hubiera alguien que pudiera seguir su trabajo sin interés de nada.